En casa de la maestra de té Kumada en la isla de Awaji-Japón

La "Ceremonia del té" se realiza, en términos generales, de este modo: el dueño de la casa, por medio de un gong metálico, anuncia el comienzo de la ceremonia. Es una práctica habitual dar cinco o siete golpes. Los invitados se levantan y escuchan atentamente los tañidos, desde la parte del jardín en que se encuentran. Se purifican en una pequeña fuente que hay a la entrada del jardín, y van pasando al cuarto del té. La entrada se realiza por medio de una puerta de casi medio metro de altura, llamada tujiri-agari, para tener que pasar casi arrastrándose y conseguir así el efecto de humillación que purifica el espíritu. Al llegar al Cha-shitsu admiran el adorno de flores (Ikebana) que está allí colocado en el Tokonoma (entrante en la pared, que es el sitio más importante de la habitación). También allí se encuentra colocado elKakemono o pintura colgante de la pared. El dueño de la casa, que es quien va a realizar la ceremonia, coloca una bandejita con pequeños dulces delante de los invitados. Después purifica con agua los utensilios del té; pone tres cucharadas de té en la taza (Chawan), toma agua caliente del recipiente en que se encuentra, y comienza a preparar el té. Cada gesto, cada movimiento está determinado y estudiado. Algunos de los primeros misioneros católicos, que llegaron a Japón en el siglo XVI, encontraron bastante parecido entre los gestos de esta ceremonia y los de la Misa.

 Cuando ya está hecho el té, el que lo ha preparado lo pone delante del primer invitado; éste lo recibe con grandes reverencias, lo eleva en sus manos, admira la taza (Chawan), y bebe un sorbo. Después de limpiar el borde con un pañuelo, pasa la taza al siguiente invitado, que repite los mismos gestos y bebe también un poco, hasta el último, que termina de beber todo el contenido de la taza. El último devuelve la taza al primero de los invitados, y éste lo entrega al que preparó el té. Después de que éste ha recogido todo, hace una reverencia en silencio para indicar que ha terminado la ceremonia. Los invitados abandonan la "Casa de té", mientras que el dueño de ella los ve alejarse.

Esta es una simplificación de los distintos pasos por los que se va realizando la ceremonia del té, hasta llegar al final. Todo se realiza en un absoluto silencio, que no es roto más que por el tintinear de la tapadera con la vasija del agua, el roce de la taza sobre el tatami del suelo, y el golpecito de la cucharilla que echa el té en polvo sobre la taza. Estos son los llamados "sonidos del té". Fuera de ellos, sólo se oye el viento que mueve los árboles en el jardín o el trino de algún pájaro. Estos mismos sonidos ayudan a "oír el silencio" que está en el ambiente de toda la ceremonia. Para tener una idea de cómo están determinados todos los detalles en esta ceremonia, llegan a numerarse hasta 37 pasos por los que va desarrollándose desde los preparativos del Cha-no-yu hasta la despedida de los invitados que hace el dueño de la casa de té desde el borde mismo de la construcción 

Fernando García Gutiérrez (el arte en Japón)

Hoy ha sido un día especial, la maestra de té Kumada nos ha invitado a una comida para ver los chawans de Akane y mios, al tiempo he recibido una pequeña lección para mis siguientes cursos.

Profundamente agradecida.











RUOSHUICG Galeria de arte en Taipei-Taiwan

              El hombre es un ser pensante, pero sus grandes obras las realiza cuando no calcula ni piensa. Debemos reconquistar el "candor infantil" a través dé largos años de ejercitación en el arte de olvidarnos de nosotros mismos. Logrado esto, el hombre piensa sin pensar. Piensa como la lluvia que cae del cielo; piensa como las olas que se desplazan en el mar; piensa como las estrellas que iluminan el cielo nocturno, como la verde fronda que brota bajo el tibio viento primaveral. De hecho, él mismo es la lluvia, el mar, las estrella, la fronda.

No se de quien es esta cita, cuando encunetre al autor modifico la entrada (lo siento)

Del 10 de noviembre y hasta el 26 de dicho mes, fui invitada a una exposición colectiva en la galeria de arte "Ruoshuicg" junto con otros compañeros ceramista de Europa y Taiwan.

Mi más profundo agradecimiento a la galeria por mostras mis objetos para la ceremonia del té a Taiwan.








LoZen "el camino del cuenco" en EA SC Manises Centenario I I

"Siempre es la interioridad sin forma la que, en cada ocasión, expresa de un modo creativo a sí mismo. Por tanto, la cuestión no está en ver en qué medida se puede expresar algo de un modo realista o impresionista. Más bien la cuestión está en ver cómo la interioridad misma puede ser expresada de un modo libre y creativo"
Hisamatsu Shin-ichi: Op. cit., pág.19

Cuencos para la ceremonia del té








"El té, en una humilde habitación consiste, lo primero y sobre todo, en la practica y alcanzar la verdad budista según el Zen"
Sen-no-Rikyu

Algunos de los cuencos de los alumnos del curso "LoZen" el camino del cuenco, no se de quien son no importa, todos son preciosos.
Imposible poner los 170 cuencos que realizaron los alumnos
Gracias por vuestra participación.
Fotos de Pascual Timor

LoZen "el camino del cuenco" en EA SC Manises Centenario I

"Después de nueve años (con mi maestro), pensaba sin restricción lo que viniera a mi mente y decía sin restricción lo que viniera a mi boca. (...) sólo entonces, cuando llegué al final de todo dentro de mí y fuera de mí, mis ojos se tornaron como mis oídos, mis oídos como mi nariz, mi nariz como mi boca; todo era lo mismo. Mi mente se concentró y mi cuerpo se relajó, los huesos y la carne se fundieron completamente, ya no noté contra qué se apoyaba mi cuerpo ni sobre qué pasaban mis pies, volé con el viento y nunca supe si era el viento que me cabalgaba a mí o yo que cabalgaba al viento." Del libro de Liezi

Patricia Varea Milan el cuenco coreano "chasabal"
Encarna Soler Peris el cuencos japonés "chawan"

Gracias a todos los participantes de corazón
















Fotos de Pascual Timor

El invitado de invierno con mis cerámicas utilitarias


Eliza se apresuró a sentarse frente a la pequeña mesa. Sus ojos se desorbitaron cuando vio el contenido de la bandeja: panecillos calientes, untados con manteca derretida, tarrinas blancas llenas hasta el borde con más mermeladas de las que hubiera visto nunca, un par de arenques, una montaña de huevos revueltos, y una salchicha gorda y reluciente. Su corazón cantó de placer.

El jardín olvidado (Kate Morton)








Gracias Miriam por utilizar mis cerámicas
Aquí os paso el enlace de su fantástico blog de cocina por si os apetece preparar algunas de sus fabulosas recetas

                                                    http://invitadoinvierno.com

Platos "Ensō (円相)" en la exposición colectiva "DIVERSIGAB"



Ensō (

Es un palabra japonesa que significa círculo y está fuertemente relacionada con el zen
Simboliza la iluminación, la fuerza, la elegancia, el universo y el vacío (mu)
El ensô simboliza un momento en que la mente es libre para simplemente dejar que el cuerpo se ponga a crear con un solo trazo y no hay posibilidad de modificación. Así la obra muestra el movimiento expresivo del espíritu en un tiempo dado. 









Fotos de Raul Carrera-Ruiz

Pintar un círculo, es una de esas acciones que por su simplicidad, reflejan la esencia cíclica de la existencia. Breves instantes en que los pensamientos se diluyen, la mente se rinde, el cuerpo respira y se entra en el vacío – mu.