Tetera

Hace mucho tiempo, tal y como he oído contar, en el templo de Morinji, en la provincia de Kotsuke, moraba un hombre santo.
Hay que mencionar tres cosas acerca de este hombre venerable. La primera que se concentraba en la meditación y la observancia de las formas y doctrinas. Era devoto de los Sagrados Sutras, y conocía hechos misteriosos y extraños.
La segunda que tenía un gusto exquisito, y nada le agradaba más que la antigua ceremonia ritual del té Cha-no-yu; y lo tercero es que se conocía bien las dos caras de una moneda y le encantaban las gangas.
No hubo nadie más contento que èl cuando se topó con una tetera antigua, abandonada herrumbrosa, sucia y medio olvidada en una esquina de una tenducha en un callejón de su pueblo.
-Un feo pedazo de metal viejo -le dijo el santon la tendero-. 
Pero valdra para hacer hervir mi humilde gota de agua en la noche. Te doy tres rin por ella.
Así lo hizo, y se llevó la tetera a casa, regocijándose del trato; ya que era de bronce, bien trabajada, ideal para el Cha-no-yu.
Un novicio limpió y lustró la tetera, quedando ésta reluciente y preciosa. El sacerdote miró y remiró por arriba y por abajo, inspección adentro, palpándola con sus dedos. Sonrió.
-!Una ganga! -rió-, !una ganaga! Y se frotó las manos.
Coloco la tetera encima de una caja cubierta con un paño violeta, y se la quedo mirando largo rato, hasta que al principio comenzo a frotsrse los ojos varias veces, terminando por cerrarlos del todo. Inclinó la cabeza y se quedo dormido.
Y entonces, deben creerme, sucedió algo fantástico. La tetera se movió, aunque no había ninguna mano cerca. Una mano peuda, con ojos brillantes asomaba por el cuello de la tetera. La tapa osciló arriba y abajo. Aparecieron cuatro patas peludas marrones y un espeso rabo. En un segundo la tetera se bajó de la caja y anduvo dando vueltas y mirando las cosas...

El cuento sigue, pero no lo voy a escribir todo, que es un poco largo
El niño que pintaba gatos (Lafcadio Hearn) ediciones del viento
Si te gustan los cuentos seguro que te gusta este libro 🙏.







Cursos de esmaltes en México-Febrero 2017

"Como ve, todos tenemos en nuestro interior los elementos necesarios para producir fósforo. Es más, déjeme decirle algo que a nadie le he confesado. Mi abuela tenia una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillas en nuestro interior, no lo podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva exposición a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encender uno de ellos es lo que nutre de energía el alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo.
Como agua para chocolate (Laura Esquivel)

"Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir" 

Mi más profundo agradeciento a todos los participantes de los tres talleres














Cursos esmalte shino verano 2017



Los interesados pueden mirar el programa del año anterior,  lo único que cambia son las fechas

Del 5 al 9 de Junio 2017
Del 12 al 15 de Junio del 2107
Del 19 al 23 de Junio del 2017

Si estas interesado mandame un correo a:
solerperis@gmail.com 

Te contestare lo antes posible, ya que los cursos son muy reducidos 



Intensivos en el taller de "Eli" Barcelona enero 2017



Si estás interesado en saber como es un "chawan",  como se construye, como es un chawan para los días más fríos del invierno, como es el chawan para el té "Okoicha" o para el té "Usucha", daremos un taller práctico el sábado 14 de enero del 2017.

Si por el contrario estás interesado en la técnica del vaciado "Kuriniki", aprenderemos a hacer la caja "cha-ire" para el té matcha. Este taller se realizará el domingo 15 de enero del 2017 por la mañana






Dissabte 14 de Gener de 10 a 17h "Chawan, el bol com a metàfora"
Preu: 68 euros
Diumenge 15 de Gener de 10 a 14h "Dos objectes quotidians: tècnica del buidat"
Preu: 43 euros

Més info: elimalva@yahoo.es / 680928069



"LUBARTE" taller-galeria en Minamiawaji en la isla de Awaji-Japón

Con motivo del tercer aniversario de la galeria "LUBARTE" los alumnos de Akane montaron una exposición de cerámica y lo celebramos con una comida española.

La palabra itadakimasu está relacionada con el principio budista de respetar a todos los seres vivos. Antes de las comidas, itadakimasu se dice para dar gracias a las plantas y animales que dieron su vida por la comida que vas a consumir. También agradece a todas las personas que han participado en el proceso de elaboración de la comida. Itadakimasu quiere decir “humildemente recibo”. 

Aquí van las fotos de este día tan especial









En casa de la maestra de té Kumada en la isla de Awaji-Japón

La "Ceremonia del té" se realiza, en términos generales, de este modo: el dueño de la casa, por medio de un gong metálico, anuncia el comienzo de la ceremonia. Es una práctica habitual dar cinco o siete golpes. Los invitados se levantan y escuchan atentamente los tañidos, desde la parte del jardín en que se encuentran. Se purifican en una pequeña fuente que hay a la entrada del jardín, y van pasando al cuarto del té. La entrada se realiza por medio de una puerta de casi medio metro de altura, llamada tujiri-agari, para tener que pasar casi arrastrándose y conseguir así el efecto de humillación que purifica el espíritu. Al llegar al Cha-shitsu admiran el adorno de flores (Ikebana) que está allí colocado en el Tokonoma (entrante en la pared, que es el sitio más importante de la habitación). También allí se encuentra colocado elKakemono o pintura colgante de la pared. El dueño de la casa, que es quien va a realizar la ceremonia, coloca una bandejita con pequeños dulces delante de los invitados. Después purifica con agua los utensilios del té; pone tres cucharadas de té en la taza (Chawan), toma agua caliente del recipiente en que se encuentra, y comienza a preparar el té. Cada gesto, cada movimiento está determinado y estudiado. Algunos de los primeros misioneros católicos, que llegaron a Japón en el siglo XVI, encontraron bastante parecido entre los gestos de esta ceremonia y los de la Misa.

 Cuando ya está hecho el té, el que lo ha preparado lo pone delante del primer invitado; éste lo recibe con grandes reverencias, lo eleva en sus manos, admira la taza (Chawan), y bebe un sorbo. Después de limpiar el borde con un pañuelo, pasa la taza al siguiente invitado, que repite los mismos gestos y bebe también un poco, hasta el último, que termina de beber todo el contenido de la taza. El último devuelve la taza al primero de los invitados, y éste lo entrega al que preparó el té. Después de que éste ha recogido todo, hace una reverencia en silencio para indicar que ha terminado la ceremonia. Los invitados abandonan la "Casa de té", mientras que el dueño de ella los ve alejarse.

Esta es una simplificación de los distintos pasos por los que se va realizando la ceremonia del té, hasta llegar al final. Todo se realiza en un absoluto silencio, que no es roto más que por el tintinear de la tapadera con la vasija del agua, el roce de la taza sobre el tatami del suelo, y el golpecito de la cucharilla que echa el té en polvo sobre la taza. Estos son los llamados "sonidos del té". Fuera de ellos, sólo se oye el viento que mueve los árboles en el jardín o el trino de algún pájaro. Estos mismos sonidos ayudan a "oír el silencio" que está en el ambiente de toda la ceremonia. Para tener una idea de cómo están determinados todos los detalles en esta ceremonia, llegan a numerarse hasta 37 pasos por los que va desarrollándose desde los preparativos del Cha-no-yu hasta la despedida de los invitados que hace el dueño de la casa de té desde el borde mismo de la construcción 

Fernando García Gutiérrez (el arte en Japón)

Hoy ha sido un día especial, la maestra de té Kumada nos ha invitado a una comida para ver los chawans de Akane y mios, al tiempo he recibido una pequeña lección para mis siguientes cursos.

Profundamente agradecida.











RUOSHUICG Galeria de arte en Taipei-Taiwan

              El hombre es un ser pensante, pero sus grandes obras las realiza cuando no calcula ni piensa. Debemos reconquistar el "candor infantil" a través dé largos años de ejercitación en el arte de olvidarnos de nosotros mismos. Logrado esto, el hombre piensa sin pensar. Piensa como la lluvia que cae del cielo; piensa como las olas que se desplazan en el mar; piensa como las estrellas que iluminan el cielo nocturno, como la verde fronda que brota bajo el tibio viento primaveral. De hecho, él mismo es la lluvia, el mar, las estrella, la fronda.

No se de quien es esta cita, cuando encunetre al autor modifico la entrada (lo siento)

Del 10 de noviembre y hasta el 26 de dicho mes, fui invitada a una exposición colectiva en la galeria de arte "Ruoshuicg" junto con otros compañeros ceramista de Europa y Taiwan.

Mi más profundo agradecimiento a la galeria por mostras mis objetos para la ceremonia del té a Taiwan.








LoZen "el camino del cuenco" en EA SC Manises Centenario I I

"Siempre es la interioridad sin forma la que, en cada ocasión, expresa de un modo creativo a sí mismo. Por tanto, la cuestión no está en ver en qué medida se puede expresar algo de un modo realista o impresionista. Más bien la cuestión está en ver cómo la interioridad misma puede ser expresada de un modo libre y creativo"
Hisamatsu Shin-ichi: Op. cit., pág.19

Cuencos para la ceremonia del té








"El té, en una humilde habitación consiste, lo primero y sobre todo, en la practica y alcanzar la verdad budista según el Zen"
Sen-no-Rikyu

Algunos de los cuencos de los alumnos del curso "LoZen" el camino del cuenco, no se de quien son no importa, todos son preciosos.
Imposible poner los 170 cuencos que realizaron los alumnos
Gracias por vuestra participación.
Fotos de Pascual Timor