Si a la cerámica utilitaria

En cierta ocasión, escuché una historia sobre una visita al cielo y al infierno. En ambos lugares el visitante vio a mucha gente sentada junto a una mesa en la que se habían dispuesto muchos manjares deliciosos. En su mano derecha, los comensales tenían atados palillos de un metro de largo, y su mano izquierda estaba atada a las sillas.
En el infierno, por mucho que estirasen sus brazos, los palillos resultaban tan largos que no podían llevarse la comida a la boca. Esto les hacía caer en la impaciencia, enmarañando sus manos y palillos de forma inextricable, desperdigando los manjares por doquier.
Sin embargo en el cielo la gente utilizaba delicadamente sus largos palillos para coger la comida favorita de los otros y dársela, y a su vez éstos eran alimentados por los demás. Todos ellos disfrutaban de su comida con armonía.
En esta Orilla o en la Otra Orilla, en el cielo y en el infierno, el problema sigue siendo exactamente el mismo. Lo importante es saber cómo se resulte, y esto depende de la actitud con que se responde.

Shundo Aoyama











2 comentarios:

Juan Bautista Peiro Lopez dijo...

Hermosa historia. Me ha recordado una frase que dice Guillermo de Baskerville en "El nombre de la rosa" "el cielo es el infierno visto desde la otra parte..."

Juan Bautista Peiro Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.