INKAN, el sello japonés


Termino de llenar un documento. Escribo mi nombre, la fecha y saco un sello cuyo tamaño es como el de la uña de pulgar en que está escrito mi apellido. Este sello, en japonés, se llama inkan. Lo estampo con tinta bermellón y con esto, el documento está acabado.

El uso de sello ha sido algo común en muchos países. En el caso de Japón, se cree que llegó proveniente de China aproximadamente en el año 57. El sello más antiguo que se conserva es del rey de Na, que fue hecho de oro. Inicialmente era para uso oficial, sin embargo, a partir de la era de Edo se ha hecho común usarlo también en los documentos privados.
Durante la era Meiji el gobierno intentó introducir la firma siguiendo a los países occidentales, pero después de varias discusiones, se estableció que bastaría con poner tu nombre y sello en vez de firmar hasta 1900. También fue en esa era cuando los ayuntamientos empezaron a encargarse del registro de sello.
El sello, básicamente se usa como la firma en Occidente para validar documentos aunque pueda parecer algo inseguro. Para evitar posibles problemas se usan diferentes tipos de sello en función de la necesidad:
Mitome in, Teisei in, Jitsu in, Ginko in, Rakkan in


Rakkan in: es el sello que es usado por los artistas creadores de pinturas y caligrafías, como equivalente de firma. En muchos casos estampan más de un sello y son datos a tener en cuenta a la hora de peritar si una pieza es auténtica o no. Se utilizan materiales que se desportillen con facilidad, incluso a propósito, como la piedra, porque existe un gusto por los sellos con el marco deteriorado o irregular.

Megumi Kubo











2 comentarios:

Eli Pastafangs dijo...

M'ha agradat molt veure els teus Kodaïs!! C:

Deliving por Maria Dulce dijo...

Genial, porque no sabía mucho sobre esto y me ha venido muy bien!!! Gracias Encarna!!